Power

Acogiendo tu perfecta imperfección

Acogiendo tu perfecta imperfección

Los humanos somos unos seres indescriptiblemente asombrosos: con un cuerpo cuya maquinaria es esencialmente perfecta (a pesar de que en ocasiones no lo parezca), con una mente de infinitas posibilidades e inmensa complejidad, y un alma capaz de experimentar y expresar intensamente una gran variedad de emociones.

Sabías que dentro de ti habitan muchas partes de tu propio ser?
Tal vez hay una parte tuya que le encanta la aventura y descubrir cosas nuevas, tal vez exista otra parte que prefiera quedarse callada antes que manifestar su desacuerdo, tal vez haya una que se congela ante las discusiones o conflictos o ante el pensamiento de terminar una relación.

También existen partes que son menos claras y podríamos asociarlas con expresiones tales como: “no sé por qué hice tal cosa” o “no era yo en ese momento”. Probablemente se trata de partes que prefieres ignorar o excusar, pero que si tomaras un poco de tiempo contigo mismo (a) y te permitieras estar en silencio, tal vez podrías escuchar y darte cuenta cuál es el mensaje que te traen, cuál es la dirección en la cual te invitan para que continúes tu crecimiento.

Caminar por el terreno del mundo interior es un desafío porque implica que vamos a encontrar espacios oscuros, rincones tenebrosos, telarañas que han crecido en las ventanas a las cuales no nos hemos atrevido a mirar.

Aún más difícil es que en ése proceso no tenemos otra opción mas que mirarnos tal como somos, reconocer nuestras equivocaciones, las infidelidades que cometemos hacia nosotros mismos cuando queriendo con el corazón algo pasamos por encima de ese llamado y seguimos el deseo o necesidad de otra persona.

Nos damos cuenta de cuán manipuladores podemos ser cuando usamos excusas, nos aferramos a síntomas o incluso nos instalamos en el rol de víctimas de una manera que nos inhabilita, en vez de entendernos como sobrevivientes, como guerreros de vida.

Entramos en círculos viciosos donde asumimos roles agresivos o pasivo-agresivos al intentar controlar a otros. Nos enganchamos en el juego del auto-sabotaje repitiendo una y otra vez aquellas acciones que decimos no querer hacer. Asumimos conclusiones sobre los otros y sobre nosotros mismos que nos llevan a alimentar la envidia, el prejuicio, el resentimiento, la despiadada autocrítica, y una actitud negligente hacia nosotros mismos.

Son muchos los caminos que podemos tomar cuando iniciamos el viaje interior. Lo cierto es que no importa cuán desagradable nos parezca el paisaje, siempre existe la contra parte, siempre existe la libertad que te da la capacidad de elegir entender tus sombras. No les temas, no las rechaces, no las evites. Por el contrario, es en ése encuentro con nuestra desnudez, en esa brutal honestidad donde se revela la posibilidad de entendernos, conocernos, aceptarnos, de-construirnos y re-construirnos a voluntad y con consciencia e intención. No existen sólo días o sólo noches…. Todo es un continuo que forma un todo. Así mismo sucede con nosotros, con nuestras almas viviendo esta experiencia terrenal. Es esencial abrir espacio para la aceptación y entendimiento de nuestras oscuridades así como del brillo de nuestra propia luz.

Explora tus mundos internos, descúbrete, regocíjate en tus rincones, examina tus sombras, mira el paisaje interior con curiosidad, permite que brille tu luz interior. Y desde allí, sé tú. Sé amor y luz. Inspira a otros a hacer lo mismo. Y si en algún momento, sientes que necesitas compañía en ese viaje sagrado, cuenta conmigo. Será un honor acompañarte a las profundidades de tu ser.

Diana Castaño
diana@thepowerinsideyou.com